¡Anímate a participar! y a difundir tú obra abriéndote las puertas al mundo. A mayor número de participantes, mayor número de visitas y más difusión tendrá la obra aquí publicada. Para entrar a formar parte de esta casa, es tan fácil como leerse primero las normas del blog y participa en el blog.

31 de enero de 2015

Entre juegos y versos


Entre risas y juegos, hay algo más que un vil espejo
que abre las alas al vuelo para huir de los pájaros necios,
encontraré juegos polvorientos, y aves que vuelen al viento
cuya leyenda rememore al pequeño pordiosero…

Y ahí, está el bien ingenuo, en un atardecer cálido,
de un niño que alimenta a las palomas,
¿No es una imagen hermosa, la inocencia en persona?

Y si hay un universo, y una sociedad de amores y versos
donde el juego de los niños y la compasión de los adultos
fuera una extendida realidad… Cien veces repito y siento,
que allá en el universo, todos los sueños se hacen realidad.

Y un chiquillo en su inocente sabiduría
deslumbra como paloma que alza el vuelo,
y nunca persigue la gloria, solo evocar la memoria
sin girar la vista atrás, de una difusa humanidad.

© Nuria de Espinosa

24 de enero de 2015

Tiempo Robado...


Pasajero fui en tu vida
hosco, evoqué tu tiempo
como fina y abrasiva arena
áspera en mi conciencia,
la amarga hiel me acecha
entre mis manos pasajeras
de incansables y veloces
espacios y dilemas.

Colmando hasta la entraña
de efímero y opaco lugar
como el vacío inmenso
de este ingrato vodevil,
postrera e infinita vida
en un reloj de indecisión,
como impreciso tiempo
de contada insinuación,
de un espacio y un tiempo
sin calculo de retorno.

Prosigo por un corredor
que continuo sin detener,
recuerdo fue... el vivido
de un ínfimo calor
como pasivos pasajeros
en andenes de estación,
creyendo ser el dueño
de un pasaje a lo eterno,
“ilusos tripulantes
de un viaje a la nada”

Relojes que se ajustan
serviles al desamor
sin el grato estimulo
de un vivo corazón,
partículas que ralentizan
por el paso de la razón,
tiempo al fin sería...
sin pausa y sin valor
si no fuera el del amor.

Continúan las horas
que arrugaron la edad
si asomamos la vista
… las vimos pasar,
son instantes que dejasteis
desde un remoto deseo
desde un equívoco lugar
del que no puedes desertar,
… si el reloj se detiene
en el camino de tu andar.

*
Enrique Tamayo Borrás.
Registro de propiedad intelectual.
© 2014 Safe Creative.1111260038388
Barcelona, España.

23 de enero de 2015

¿Dónde quedaron los sueños?


Hoy no sueño, te pienso, te recuerdo
pero no anhelo aquellos encuentros,
será el tiempo que puso remedio
y es por eso que ya no sueño.

Y si cambian las fronteras del tiempo
las ilusiones, los anhelos…
¡dime que soy! Que ya, ni sueño
¿Soy un recuerdo? O ¿un pensamiento?

Y todo parece sereno, calmado,
no hay pesadillas, ni sueños
solo un vacío en el cuerpo
y soledad en el infierno.
Y hoy que las dudas abren el universo
y las palabras se evaporan en el cielo
descubro un torrente de sentimientos
que rápido mueren en mis adentros.

Seré tormenta de luz entre borrascas
y arena cálida en el desierto
seré suave espuma entre las olas
y el brillo eterno en el firmamento,
así soy, así permanezco.

© Nuria de Espinosa

20 de enero de 2015

El objetivo

 
Me adentro en ese mundo de sueños dorados,
para captar cada espacio,
como si fuera un halcón ermitaño,
y las luces se estremecen
en la penumbra de un anochecer solitario.

No dejaré que duerman en la calle,
y suspiraré entre los murmullos del hambre,
yo, me estremezco entre el poder de los ciegos
que miran hacia otro lado.

¡Necios, miradme, soy pobre y tengo hambre!
Más al alba si despierto
y mi cámara capta un solo consuelo,
será el instante más grande
que un flas en el universo.

No habrá cama, triste ni vacía,
ni cartón que me resguarde,
¡Qué larga se hace la espera!
de aquel que sueña, y solo anhela…
comer caliente y que sea una cadena.

© Nuria de Espinosa

19 de enero de 2015

Me pierdo en el verdor de las hojas


"En aquest jardí d'ensomni esclaten roses tot l'any"
(Carles Salvador i Gimeno)

Eclosionan rosas
de múltiples aromas y colores.
Mi mente flota en ese jardín de ensueño.
Me pierdo en el verdor de sus hojas.
Sus duros tallos y puntiagudas espinas
me miran, amenazantes...
pero, me arriesgo
y me inclino a olerlas.
No hay frío ni calor,
gran alegría ni agudo dolor
que pueda cambiar esa eterna primavera.
Placenteras y largas tardes;
apacibles sombras
me tienen hechizada
y encadenada
a este jardín
de mágicos ensueños.

© Encarna Romero (Barcelona)
derechos autor: 3031691

18 de enero de 2015

No hay adiós


Cuando el dolor halla un vacío,
y el silencio está presente
solo se siente soledad
en al alma hiriente.

Nada importa si las palabras se disfrazan
junto a la imagen de los recuerdos,
que abrigan una larga aflicción
de nombre, llamada amor.

Solo el abrazo sincero
evapora el dolor y el sufrimiento
y devuelve la paz del corazón.

El camino por la vereda es difuso
y la senda,
desborda el crujir de las hojas
en cada paso que mi recuerdo avanza.

Y no diré adiós,
¡nunca, diré adiós¡
Solo caminaré,
sumida en mis recuerdos.

© Nuria de Espinosa

12 de enero de 2015

Baila el alma del poeta


Son las cuatro:
es la madrugada más profunda.
Fuera sopla el gélido viento invernal.
En la ventana, la campanita china
difunde sus armoniosas notas.
Dentro: acogedora habitación,
oscura cueva y seguro refugio
de un obstinado soñador.
Vuela la mente del poeta.
Baila su alma al ritmo
del alocado aire.
En la vacía plaza
doblan indolentes
las metálicas campanas
de una vieja iglesia
medieval.

© Encarna Romero (España)
derechos autor: 971548

11 de enero de 2015

Disfrazados de indiferencia.


Ambos lo sabían
en cualquier momento todo acabaría
era una historia prohibida
de noches sin día.

Se amaban cual adolescentes
ocultos entre silenciosas paredes
embriagados de pasiones
saciando deseos hambrientos.

En cada encuentro
el temor del adiós
besos de fuego, locas caricias
gozándose como si fuera la última vez...

Disfrazados de indiferencia
al cruzarse por las calles
en sus corazones dolor..
y en sus cuerpos la necesidad de sentirse.

Magda Lluna
©Derechos reservados

A dónde voy...


6 de enero de 2015

Etérea sombra viajera

"No estimo res més, excepte l'ombra viatgera d'un núvol” (Salvador Espriu)



¿Adónde vas con tanta prisa,
etérea nube viajera?
Sigo, mirando al cielo,
tu ligera sombra.
Me pierdo en tus suaves tonos
de grises.
Llévame adonde sea
que te empuje el viento.
Quizás a un lugar
muy lejos de aquí,
donde yo pueda soñar tranquila.
Juntas bailaremos
la danza de los locos.
Sobrevolaremos tierras lejanas
y mares profundos.
Tú, solo muéstrame el camino
que debo seguir.
Seguiré como un humilde
perro obediente
a esta gigantesca sombra
que es mapa,
es esperanza,
es frescor,
es dirección.
Sé tú la brújula de mi vida
sin rumbo.

© Encarna Romero (España)
derechos autor: 2919679

Rodar en la soledad...

Apática y fría
noche de perros
al desvelar las horas
de una oscura verdad,
recorrió por mi cuerpo
como una congoja,
como una fina lluvia
empapada de frialdad,
y de acompañante pasaje
su ingrata soledad.

Sombra sola e inhóspita
atrapada y desprevenida
aliada de intransigencia,
hermanastra sin rostro
de un retrato sin alma,
pasajera sacia y cruel
de frenada alegría,
de melancólica soledad.

Callado indicio
que carcome mi sien,
huésped de un peso
alojado en mí ser,
falto de compañía
fue copiloto del destino
en el ocupado asiento
de invisible soledad.

No hubo soledad desértica
ni paisajes sin espejismos
ni hubieron andenes
sin pasajes en espera,
ni hubo luces lejanas
que despierten soledades.
Nauseabundo espectro
del incierto amanecer,
como alba de realidad
la ingrata soledad.

Oportuna lluvia
que te dejó escapar,
soledad que intima
de mirada perdida
de nulo y oscuro pasaje
como luces que alejan
de furtivas compañías,
murmullos que insinúan
espejos de la conquista
en repetida soledad.

Solo deseos
de un triste rodar
… solo sueños
de la monotonía,
en la sola y repleta ciudad,
… y terminar sin importar
ni a la ingrata soledad.
*
Enrique Tamayo Borrás

Registro de propiedad intelectual.
© 2012 Safe Creative.1111260038388
Barcelona, España.

5 de enero de 2015

Artesana de la nada


Trabajo la simbología
con las cuerdas de la imaginación.
Hago firmes trenzas
con hilos de mil colores.
Tejo tapices voladores
con etéreas nubes de algodón.
Entrelazo cestas de flexibles mimbres
con olor a bosque mojado.
Calzo zapatos sin cordones,
llevo camisas sin botones,
corazón sin cremallera.
Creo el vuelo libre
de la mente extasiada.
Sobrevuelo arrecifes puntiagudos
sin miedo a caerme,
posándome en las altas cimas
de brumosas montañas.
Regalo sueños adormecidos.
Intercambio ilusiones cansadas.
Transformo anhelos en realidad.
Escribo en hojas sin líneas.
Soy artesana del todo
y de la nada.

© Encarna Romero (España)
derechos autor: 2907808