¡Anímate a participar! y a difundir tú obra abriéndote las puertas al mundo. A mayor número de participantes, mayor número de visitas y más difusión tendrá la obra aquí publicada. Para entrar a formar parte de esta casa, es tan fácil como leerse primero las normas del blog y participa en el blog.

14 de enero de 2016

Recuesto sobre la silla

Recuesto sobre la silla
mi cuerpo inerte que figura
sin ocupar espacio sensible
y libero las letras que se estrellan,
literalmente se estrellan,
contra en blanco que se enmarca
delante de mi, o de mis intenciones.
Sin sentido casi escribo,
sin pensarlo casi escribo,
ya sin causa y menos efecto, escribo.
Pareciera de tan fácil lo tonto.
Pero escribo para mi solo,
lo hago por poeta,
autodenominado poeta
que sin ábaco o quimera,
desprende tinta a duras penas.
Quedaré por aquí,
mis adentros
y los afuera que veo.
Ya lectores, de los pocos,
descansarán de la necesidad
de quedar bien con mis necedades.
La poesía hablará en su dimensión
de las letras que aquí palpan la vida,
así como de algún modo,
yo pesco sinfonías literarias
desde una dimensión que desconozco
y que hace de mi un poeta paria.
Entre yo y mi,
gozo de la libertad de escribir
Sin más que el goce de hacerlo
Sin más que el peso de llevarlo
Sin más que el amor que siento
Sin mas que el haber estado…


© Marzio Girola

Decolorado

Decolorado ante el sol naciente
permanezco a sombra en un recuerdo
que mece melodías de antaño
junto a una cuna destellada.
Los adoquines devuelven ecos
de los viejos cascos equinos
que alguna vez y no por azar,
redoblaron en mi naciente
Tu suspiro duerme en alguna grieta
a un costado de éste amanecer
que augura de lo tan distinto
lo tan nuevo o invidente.
Ya no hay eco en las aceras
quedan las palabras asidas
a la nostalgia de haber podido
tal vez y tan solo por ello,
despertar algún encierro
de mentes adoquinadas.
Decolorado ante el son naciente
permanezco a sombra en un recuerdo
que mece melodías de antaño
en cuencos de abriles tuertos…


© Marzio Girola